Actualidad Lou

R.I.P. Rob Wasserman, R.I.P. Billy Name

 

Dos personalidades fundamentales en diferentes épocas de la biografía de Lou Reed, nos han dejado recientemente. Un músico y un fotógrafo, que deben parte de su inmortalidad al Sr. Reed.

Billy Name, uno de los más cercanos a Lou desde el principio de su historia musical y hasta el final de sus días. Una de las amistades más preciadas para Lou Reed. Dejaremos al margen esta vez, las relaciones íntimas, más o menos conocidas, de Name con Warhol o con el propio Lou.

De carácter afable, Billy aparece en muchos temas de Reed, principalmente detallado en Songs for Drella, la biografía que dedicaron Lou y Cale, no solo a  Andy Warhol, sino a todo el universo de personas que formaban The Factory, el famoso taller de trabajo de Warhol, frecuentado siempre por sus asiduos colaboradores y amigos.

Hay que decir, una vez más, que fue Billy Name quien forro el local de papel de plata, confiriéndole así la personalidad que haría famosa a The Factory entre otras cosas. Más ha perdurado el fantástico trabajo fotográfico que desempeñó Name durante años, siempre en blanco y negro, inmortalizando a todos estos inadaptados y marginales. Ya sabéis sus nombres: Warhol, Malanga, D´Alessandro, Morrisey….y los componentes de The Velvet Underground, cuyo lider, Lou Reed, enriqueció su cancionero retratando en sus letras a varios de los componentes de The Factory. Ese Little Joe o esa Candy Darling de Walk on the wild side.

Así, Billy Name, hizo más o menos el mismo trabajo pero con una cámara de fotos. Gracias a él tenemos algunas de las mejores imágenes de la factoría y sus moradores.

Estas son algunas. Goodbye Billy.

Rob Wasserman

rob

Siento una debilidad especial por el gran contrabajista Rob Wasserman. Era él quien se encargaba del bajo en aquel lejano 1989 en New York, cuando un servidor cayó rendido al rockero New Yorkino. Visionar en VHS el directo que se lanzó junto al disco, me descubrió también a este tipo barbudo y más bien gordito, que sacaba sonidos imposibles a un contrabajo que no imaginaba yo entonces en una banda de rock and roll.

Wasserman puso su contrabajo al servicio de gente como Van Morrison, Elvis Costello (Mighty as a Rose) o Bobby McFerrin. Por supuesto nos centraremos aquí en sus momentos con Lou, con quien colaboró en el citado New York (1989), en Magic and Loss (1993)y finalmente en Lulu (2011) y los directos a partir de 2007.

En 1983, Wassserman ya publicó su primer disco, Solo, un album en solitario y cuyo protagonista número 1 es su contrabajo. Así, en su segundo trabajo, decidió combinarlo con otros intrumentos y otros artistas, y grabó Duets (1988), donde además de trabajar con otros como Neville o Ricky Lee Jones, lo hizo con Lou Reed, adaptando un clásico como es One for my baby (and one more for the road). Aquí esta:

Volviendo a la discografía de Lou y a Nueva York, sobresalía en el directo el temazo Begining of a great adventure, y la conjunción que forman guitarra y contrabajo -eléctrico of curse- y lo bien que lo pasaban Lou y Rob.

Aquí la actuación entera en Montreal 1989, el VHS del que hablaba…. Begining a partir del 0:31:10. Indispensable.

Wasserman acabó formando parte fija en la formación que Lou montase durante esos años. Cierto es que resultó un tanto asombroso que después de la publicación de Magic and Loss en 1993, el contrabajista desapareció en los siguientes proyectos de Lou, volviendo a poner sobre las cuatro cuerdas a Fernando Saunders que no grababa con él desde 1986. Rob no dejó de trabajar y publicar discos propios.

Las malas lenguas decían que Lou estaba un poco celoso por los méritos del bajista y las ovaciones que provocaba todas las noches. Cabe dentro de lo posible, conociendo a Reed, pero lo cierto es que, a partir de 2007 y particularmente para su gira de aniversario del album Berlín, Lou volvió a enrolar a Wasserman, lo que nos ofreció la posibilidad de disfrutarlo en directo y además junto a Fernando Saunders. Aportaría también sus habilidades en el disco Lulú con Lou y Metallica.

Fue una alegría encontrarlo sobre el escenario en Londres con Berlín, lo había admirado durante años y disfrutarlo allí en directo fue verdaderamente estupendo. Parecía que los años no lo habían tratado bien, algunos excesos importantes que han acabado con su vida mucho antes de lo previsto. Pero no nos importa mucho nada de eso, como siempre son detalles personales que no interfieren en el trabajo, excelente, de Rob Wasserman, un músico en mayúsculas.

Sirva ese estupendo contrabajo en Walk on the wild side de la gira Magic and Loss, con el legendario Jimmy Scott, como reconocimiento a Billy Name y los tiempos de la factoría, como rendido homenaje a Rob Wasserman con una sonrisa escuchando a Jimmy Scott y con amor a Lou Reed.

Os sigo echando de menos.

Bettye regresa a Berlín. La primera mujer de Lou, habla por primera vez

Bettye-Kronstad-Lou-Reed--644x362

En un artículo publicado este fin de semana y firmado por ella misma en el diario «The Independent», Bettye Kronstad cuenta por primera vez su relación con el célebre músico, con motivo de la inclusión de Lou Reed, el próximo 18 de abril, en el Rock & Roll Hall Of Fame.

En él reportaje autobiográfico dice que «el chico con el que yo comencé a salir era un escritor dulce, tranquilo, que, como la mayoría de nosotros, tenía una serie de retos por delante. El hombre que dejé se había convertido en un monstruo. A veces, la fama es como un demonio».

Kronstad afirma que tenía 19 años cuando conoció a Lou Reed en 1968, justo en el momento en el que él estaba a punto de separase de la banda The Velvet Underground. Su primera impresión, sin embargo, es que «no era mi tipo, pero me resultaba interesante». Tras un viaje de ella por Europa de seis meses, Lou le llamó y empezaron a salir juntos.

«Una explicación simplista del motivo por el que me casé con él podría ser que era el autor de “Sweet Jane” (…) Yo creía en él, en su talento y en su trabajo», añade.

Durante la relación de cinco años que mantuvieron, el músico de Long Island inició su carrera en solitario y publicó tres álbumes: «Lou Reed» (1972), «Transformer» (1972) y «Berlin» (1973). De hecho, cuenta que el tema «Perfect Day» estaba inspirada en «un día que pasamos juntos en el parque, exactamente como dice la canción».

Pero la situación no era idílica. «Bebía mucho, incluso cuando vivía en casa de sus padres. En mi ingenuidad, pensaba que todos los escritores bebían». Sin embargo, «no había drogas al principio, porque si las hubiera habido, yo no habría estado allí».

«Las cosas comenzarse a salirse de control durante la grabación de “Berlin”», continúa. Habla de la enorme presión que ejercía su discográfica para que entregara un nuevo disco tras el éxito de «Transformer», en particular de la composición «Walk on the Wild Side». Tras su publicación, «su carrera explotó. Se hizo más grande que él, yo o nosotros».

«Estaba decepcionado y enojado, ya que él quería hacer baladas y canciones de amor, pero el público no quería escucharlas (…) Se dio cuenta de la letra pequeña del contrato que tenía con el mundo. Si quería ser una estrella, tenía que dar al mundo lo que este quería».

Fue entonces cuando el artista entró de lleno en el lado salvaje. «Las drogas, el alcohol y sus efectos fueron las principales razones por las que le dejé». Eso no es obstáculo para haber mantenido su admiración por el músico fallecido en 2013. «No tenía ni idea que que su muerte me iba a afectar tan profundamente». Y concluye, refiriéndose a la gala del próximo 18 de abril: «Con Lou, el rock & roll dio un salto increíble. Fue tanta su contribución que es casi imposible cuantificarla completamente. Pero lo seguro es que estará presente en Cleveland, Ohio, donde tendrá lugar la ceremonia. No se la perdería por nada del mundo».

http://www.abc.es/cultura/musica/20150413/abci-bettye-kronstad-reed-habla-201504121900.html

Lou Reed en el Rock and Roll Hall of Fame, otra vez…

Volvió Lou Reed a ser protagonista, esta vez póstumamente, de otra gala en el Rock and Roll Hall of Fame. Y digo otra porque Lou ya figuraba entre sus distinguidos miembros desde que Patti Smith presentase a The Velvet Underground como nuevos pertenecientes a tan distinguido y selecto grupo de leyendas en 1996. Los Velvets tocaron en directo un nuevo tema, homenaje al único miembro del grupo desaparecido en 1996, Sterling Morrison que murió el año anterior.

Así fue el ingreso de The Velvet Underground en 1996.

Casi veinte años después, el 18 de abril 2015, volvió Patti a hacer de introductora para su amado Lou, convirtiéndole en miembro del Hall of Fame por partida doble. En su discurso, la artista recordó al ex líder de The Velvet Underground en un encuentro en un hotel. “Lo encontré en la bañera vestido de negro. Se sentó en el inodoro y lo escuché. Parecía que hablaba por horas, y habló todo tipo de cosas… pero, sobre todo, de la poesía”.

Smith, terminó emocionándose al recitar la letra de “Perfect Day”.

En el museo, y tal como se aprecia en la foto, junto a la imagen de Reed, una de sus guitarras de 1999, un ampli Soldano de pinta estupenda, que se usó entre otras ocasiones, durante su gira de aniversario del álbum Berlín en 2006.

lou

Se presentó igualmente Laurie Anderson, viuda de Reed, para agradecer el detalle.

Así lo hizo este año Patti Smith.

Beck se encargó de interpretar una muy aceptable versión de Satellite of love.

Y poco más. Solo que seguimos sin Lou, y que Bowie declara ahora que Lulu, el disco póstumo de Lou junto a Metallica, es una obra maestra a la altura de Berlín.

Antes hacían falta esas palabras, David my friend….

DAVID BOWIE PRAISES LOU REED’S MASTERPIECE

“Just about the best you can hear…“

Lulu, the 2011 collaboration between Lou Reed and Metallica, certainly had more than its fair share of detractors. However, it transpires that the album does have a particularly enthusiastic fan in David Bowie.

This information was shared with the audience at the Rock and Roll Hall of Fame on Saturday night (April 18), when Lou Reed’s widow, Laurie Anderson, gave a speech in tribute of her late husband. (http://smarturl.it/LaurieLouRARHOF)

Here’s an excerpt from it…

“One of his last projects was his album with Metallica, and this was really challenging, and I have a hard time with it. There are many struggles and so much radiance,“ she continued, “And after Lou’s death, David Bowie made a big point of saying to me, ‘Listen, this is Lou’s greatest work. This is his masterpiece. Just wait, it will be like Berlin. It will take everyone a while to catch up.’”

But even though Anderson admitted she may not have understood LULU at the time, the 18 months since Reed’s death in October 2013 have given her the opportunity to re-evaluate it.

“I’ve been reading the lyrics and it is so fierce. It’s written by a man who understood fear and rage and venom and terror and revenge and love. And it is raging. Anyone who heard Lou sing ‘Junior Dad’ will never forget the experience of that song, torn out of the Bible. This was rock & roll taken to whole new levels.”

And David Bowie knows all about some folk taking a while to catch up. Low anyone?

Y aprovechando sus palabras sobre Lulu, otro momento histórico  del Hall of Fame. Cuando Lou se encontró a Metallica.

Una entrevista animada.

Un año más hubiese cumplido ayer Lou Reed de seguir entre nosotros. Lo curioso es que así es, sigue entre nosotros. Me ha parecido muy divertida y muy representativa de Lou, esta entrevista con original animación incluida. Como sabéis, no siempre hay que tomarle al pie de la letra. Lo digo porque, Lou, que siempre prefirió una buena contestación cargada de humor e ironía a la verdad, comenta aquí que The Beatles apestan. No se crean nada. Una de sus canciones favoritas, de hecho, una de las pocas que gustaba de versionear en directo era el desgarrador Mother de John Lennon.

En fin, muchas felicidades Lou, wherever.

Lou Reed, mila esker. (Jonan Ordorika, 2014)

reedmila

Por fin entre mis manos el prometido homenaje a Lou Reed, producido por su buen amigo vasco, Jonan Ordorika. Y es que la expectación era importante, entre otras cosas porque tres de los últimos músicos que acompañaron a Lou Reed, Mike Rathke, Jane Scarpantoni y Fernando Saunders, colaboran en varios de los temas interpretados por variadas personalidades del rock euskaldun.

Al recibir la noticia sobre la gestación de este disco, he de reconocer, me cuestionaba bastante la posibilidad de poder adaptar al euskera algunos títulos emblemáticos de Reed. Pienso en aquella decepcionante versión de Santiago Auseron y hermano, aquella Sunday Morning cantada en un forzado lenguaje castellano y con poco respeto al espíritu de la letra original. Tampoco musicalmente aportaba nada nuevo…

Como ese otro disco homenaje(!?) a Lou, firmado por Coque Malla y que interpreta Transformer completo de principio a fin. Una idea un tanto deprimente, registrar las canciones de un album mítico que no es tuyo. Entiendo esta idea si se hace en un concierto pero lucrarse vendiéndolo no me parece muy decente, la verdad. Un homenaje es otra cosa.

No es el caso de Lou Reed, mila esker. Ni de lejos. Esto es un proyecto muy diferente. Muy honesto. Mi primera sorpresa ha sido descubrir una traducción absolutamente perfecta al euskera, respetando escrupulosamente el sentido de cada canción. Y sin forzar una frase. Realmente maravilloso el disco en este sentido. Y joder, que bonito es el euskera cuando se usa así de bien.

Y no es eso lo único destacable del disco. De sonido perfecto, resulta apasionante, fiel de principio a fin, a los conceptos sonoros que Lou Reed gustaba frecuentar. Intensos finales increscendo, voces perfectamente compatibles con las canciones y, en fin, un trabajo que solo alguien que respeta y admira al  mito como Jonan, podría registrar con semejante cuidado y esmero.

Dejarme que os diga más, queridos fans de Lou, porque este es un trabajo que merece muy mucho la pena.

Comienza la función con Romeo had Juliette de manos de Ruper Ordorika. Rápidamente se distingue la guitarra de Mike Rathke y sus juegos en Re, fundamental músico de importancia superlativa en el sonido de Reed durante su última etapa, desde 1989 con New York, precisamente, el disco que contenía esta canción. La voz de Ruper queda estupenda, muy en el tono de la original.

Walk on the wild side con Andoni de Delirium Tremens,  es seguramente el tema que menos me ha gustado….ese hey honey cantando en euskera….ay ay ay ay… Pero claro, oye uno el bajo e inmediatamente te hace pensar en Fernando y su manera característica de tocar este tema. Y el sonido es fantástico con simpáticos arreglos a cargo de Javi Pez, y los coros del mismo Saunders que le dan una sensación de autenticidad pura.

Smalltown es tal vez la más original, trikitixa y mandolina incluidas. Es desde luego una agradable sorpresa esta adaptación vasca de una de las canciones más “adaptables” de Lou. Una joyita estupenda a cargo de Txuma Murugarren, Joseba Tapia, Xabier Leturia, Txus Aramburu y Arkaitz Miner.

Geniales los tres siguientes temas, A Gift con Santi, Ricardo y Alvaro de Inquilinos comunistas, que resulta impecable, como The Blue Mask (que caña!), de manos de Petti y doble batería. Impresiona y se hace corta, aunque el final es también cojonudo. I´ll be your mirror, con la voz de Maddi Oihenart, más armónica y menos cortante que Nico. Gran trabajo de Rafa Rueda y los preciosos arreglos de guitarra que propone y, por supuesto, el cello de Jane Scarpantoni, simplemente fabuloso, como siempre.

Who am I recoge perfectamente el espíritu del original y no ahorra en distorsión y feedback. Suena potente y la voz de Gorka Urbizu podría ser la del propio Lou. Otra vez el cello de Jane y sobre todo las voces, el bajo y arreglos de manos de Fernando Saunders que hace un trabajo magnifico.

Evaristo de la Polla Records, da el callo con una arrolladora versión de Real good time together con Paco Loco, encargado aquí de arreglos e instrumentación, y un poco de todo en el resto de temas.

NYC Man, con Gari y Saunders formando equipo junto a Txus Aramburu y Dalibor Mraz, mantiene alto el nivel con preciosas guitarras, coros y bajo. Las frases en euskera siguen encajando perfectamente pese a la aparente dificultad de traducirla y encajarla en la música.

Sad Song, es desde luego puro estilo Lou Reed. Es solo que parece más A Dream que Sad song, y uno esperaba algo más soft y asequible, donde Anari pudiese lucirse como ella sabe. Duke McVinnie, Jane Scarpantoni y Adam Armstrong, acompañan a esta chica vasca de sobrado talento.

Termina el disco con el tema instrumental Mila Esker, donde Paco Loco se encarga de teclados, guitarras, percusión y arreglos, reivindicándose como el segundo alma mater del invento. Un tema Velvetiano, con guiños a varios temas de Lou, incluido Sister Ray, Sweet Jane o Pale blue eyes.

De seguro Lou Reed, mila esker es el proyecto homenaje más digno, más fiel, y más apasionado de todos los registrados hasta la fecha. Por esa pasión, respeto y amor con el que ha sido concebido.

Sólo queda decir, Mila esker Jonan!

Disponible en Fnac y para saber más:

http://www.ivoox.com/lou-reed-mila-esker-audios-mp3_rf_3659638_1.html

jonan_24660_11.Fernando Saunders, Jonan Ordorika y Lou Reed.

LOU_REED_ETA_RUPER_ORDORIK web

Lou Reed y Ruper Ordorika

loureed_tolosa

PRIMER ANIVERSARIO DE LA MUERTE DE LOU REED

Se cumple hoy día 27 de Octubre de 2014, el primer aniversario de la muerte de Lou Reed. Un aniversario que no podía pasar por alto en Motorcycle Boy.

Algunas novedades del universo Lou Reediano han aparecido este año aunque con más pena que gloria. Una (floja) biografía, dos reediciones del segundo y tercer disco de The Velvet Underground, elegantes pero que no ofrecen nada nuevo. Algún recopilatorio de la Velvet también, una selección de pedales, amplis y parte del equipo de Lou a la venta en EBay.

Algunos homenajes, algunas versiones y muchas menciones. Pero Lulú se vende a 4 euros en Fnac. Me viene a la memoria el reverso del VHS del concierto New York Album, en el que el rockero pide  que se publique también la segunda parte del concierto…”por qué esperar a que me muera?”.

Parece Lou, que prefieren seguir reeditando cosas en vez de dar luz a tanto material verdaderamente inédito. En Sister Ray, a través de las redes sociales, prometen temas inéditos, grabaciones que Lou se habría mandado a si mismo hace ni se sabe cuanto, fotos personales….etc.. Veremos.

Hoy se publicará el proyecto vasco de manos de Jonan Ordorika , del cual daré más detalles cuando pueda escucharlo. Pinta prometedor, aunque asusta un poco imaginarse como sonarán las canciones de Lou en Euskara.

Personalmente, descubrir una nueva conexión, ha sido seguramente lo más gratificante de este primer aniversario. Y es que resulta que el mismo día que terminaba con Junior Dad y Lulu, el recorrido por su carrera que es From Sunday morning to Junior Dad, al terminar de poner punto final al homenaje a Lou, murió nuestro perro Rocko tras trece años de alegrías.

Al poco tiempo, un mes después, recibimos otro cachorrito en casa, Asta. Y no ha sido hasta hace una semana, intrigado yo por cual era el día que nuestro perrito cumple un año, descubro que Asta nació el mismo día que murió Lou.

En fin, puede ser una estupidez importante pero en cualquier caso, ha sido para mí otra conexión  en el primer aniversario de su muerte.

Os dejo una lista de reproducción con los 19 videos que conforman el homenaje que se le tributó a Lou de manos de sus más allegados. Laurie Anderson, su hermana pequeña, Moe Tucker, Patti Smith, Antony, Paul Simon, John Zorn, Marc Ribot, Julian Schnabel y muchos otros, comparten experiencias y vivencias personales, además de tocar algunos representativos temas de Lou Reed.

1 Lou Reed memorial Patti Smith A PERFECT DAY with Lenny Kaye

2 Paul Simon Pale Blue Eyes

3 John Zorn tribute to Metal Machine

5 Hal Wilner and surprise memories

 6 Antony sings CANDY SAYS w/a mourning coda with guitarist Mark Ribot

7 spoken word memories

8 Mo Tucker reads a letter from John Cale

9 The Persuasions

10 lou reed memorial his doctor talks of his patient and his friend

11 Phillip Glass Rabbi and Hal Wilner

12 Debbie Harry White Light

13 Jenny Muldar JESUS

14 JULIAN SCHNABEL

15 Tai Chi master creates a lou reed 21 long form demonstration

16 Laurie Anderson talking : personal/artistic relationship with Lou

17 Laurie Anderson a gift she she gave Lou

18 closing pt 1 apollo theater WOOSH INTO THE COSMOS

19 closing pt 2 Patti Smith, debbie harry etc good bye Lou

29.08.14. LOU REED: SU VIDA (Mick Wall, Alianza -2014-)

unademagiaporfavor-LIBRO-Lou-Reed-Su-vida-Mick-Wall-portada[1]

Biografía escrita por el periodista musical Mick Wall, en la que recorre -a la velocidad del rayo- la trayectoria vital y musical de Lou, ofreciendo una visión un tanto típica de su vida y su trabajo. Escribe con cierta actitud punk -entiendo como homenaje a Reed y lo que significa- pero se pasa y carece de la divertida y necesaria ironía del mito.

Cierto es que desvela datos interesantes, muchos un tanto dudosos o incluso con algunos errores u omisiones -la primera vez que oigo que Lou tenía un hermano que fue “ocultado” al público, eso sí, comentándolo un poco por encima y sin citar fuentes ni datos contrastables-  y ciertas apreciaciones poco respetuosas y un tanto subjetivas sobre el carácter de Lou. Cuando al final el autor conoce durante cinco minutos a Reed, reconoce lo divertido e inteligente que era, aunque lo ha puesto fino durante tres cuartas partes del libro.

Se echa de menos no haber investigado un poco más, saber cosas nuevas, de manos por ejemplo de la hermana de Lou, de Laurie Anderson, de Cale, de Maureen Tucker o de cualquiera que hubiese podido aportar alguna otra visión más cercana y duradera en el tiempo sobre el mito.

Un gran error para una biografía que no profundiza más de lo que ya se ha dicho y escrito mil veces, y que tampoco hace interesante el personaje a cualquiera que no lo conozca todavía. Es de suponer que el potencial comprador, será ya seguidor de Lou Reed.

Es más minuciosa la crónica de la etapa Velvet, Tranformer, Berlín o Metal Machine Music (en los que parece querer demostrar que a Lou se lo hicieron todo Cale, Bowie, Warhol, Katz o Quine) que la etapa final, a partir de 1989 y New York, últimos años que se ventila en pocas páginas y carecen de una descripción tan amplia como los anteriores.

Defiende todos los discos que -con el tiempo- los críticos han considerado obras maestras y carga las tintas contra los habituales también. En ese sentido pocas sorpresas, aunque es interesante los muchos datos que aporta en cuanto a la concepción de cada álbum.

En resumen, un libro de final apresurado, lo que demuestra las prisas en publicarlo rápido para ser la primera biografía sobre Reed escrita tras su muerte.

Lo peor del libro es que, en cuanto a la vida personal de Lou, es demasiado evidente que el autor ha buceado en Las Transformaciones de Lou Reed, el libro de Victor Bockris, que este sí conocía de primera mano a Lou y estaba más o menos bien documentado. Reed siempre calificó el libro de Bockris como basura asquerosa, pero es innegable que ofrece el mejor retrato personal sobre Lou Reed hasta la fecha. Nos guste o no.

Lo mejor: La forma de reivindicar los discos Lulu, el último e incomprendido álbum de Reed con Metallica, Metal Machine Music como el corte de mangas más heavy del rock, Coney Island o The Blue Mask.

…poca cosa, en cualquier caso, no es parte de la sección Bibliografía imprescindible.

31.07.14 MUERE DICK WAGNER. WHATEVER HAPPENED TO DICK & STEVE

Lo que fuera que les pasase a Dick y Steve, es el título de un famoso pirata en directo de la época del Rock and Roll Animal. Personalmente siempre me gustó mucho este título. Cuando se editó, Lou ya había prescindido de los que, todavía hoy en día, son considerados los mejores guitarras que tuvo nunca Lou Reed. Tremendamente injusto para Robert Quine o Mike Rathke….

Cierto es que, habiendo colaborado solo en dos grabaciones, demostraron un virtuosismo sorprendente, haciéndose con los temas Velvet clásicos y dándoles nuevas formas en Rock and Roll Animal, aunque siempre me llegaron mucho más en Berlín, haciendo casi música clásica con seis cuerdas.

En cualquier caso, la respuesta a que pasó con ellos en 1977 era sencilla. Lou los había largado de la banda con el consiguiente y habitual debate sobre si lo hizo porque brillaban más que él…

Ayer 30/7/2014 murió Dick Wagner. Esto es lo que le pasó.

Dick Wagner. (1964-2014)

En 1972 Dick llega a Nueva York y forma su primer grupo junto a Billy Joel. Joel no tardó en abandonar la banda y, aunque Wagner mantuvo el grupo y giraron junto a Alice Cooper y Jeff Beck, finalmente se disuelve.

En 1973 el productor Bob Ezrin, contrata a Dick para grabar el álbum Berlín de Lou Reed y acompañar a Steve Hunter en las guitarras durante la gira Rock and Roll Animal que posteriormente se publicaría en disco.

Tanto Hunter -que firmaría la Intro de Sweet Jane en el disco- como Wagner-que asegura era el líder de la banda y arreglista- pusieron al día los viejos temas Velvet, dándoles una nueva vida con guitarras solistas impecables.

A partir de ahí, el mismo Ezrin puso en contacto a Dick y Steve con Alice Cooper y, a partir de la separación de la formación original, Dick se encargaría de la guitarra en los álbumes de Cooper, al punto de colaborar componiendo y arreglando las canciones.

Después y otra vez de la mano de Ezrin, publicó un disco en solitario y se mantuvo como músico para sesiones de grabación que producía su protector, entre ellos el debut de Peter Gabriel en solitario o Kiss.

Continuó trabajando, creando otra banda (Frost) y publicando sus propios discos en solitario. Recibió junto a Steve un premio por la Intro de Sweet Jane en Gibson.com, así como menciones y distinciones varias.

Wagner sufrió dos derrames cerebrales, dos ataques al corazón, una parálisis de la parte izquierda de su cuerpo y muchísimas más enfermedades desde 2007 hasta su muerte. Se retiró pero en cuanto pudo volver a tocar lo hizo en una serie de conciertos en EEUU.

Fueron probablemente sus problemas de salud los que le impidieron reunirse con Lou y Steve en la celebración de Berlín en 2007. Su muerte ayer deja viudo a Steve Hunter aunque siempre serán pareja en los corazones de Rock and Roll.

En 2007 se filmó un documental sobre Dick y Steve, con entrevistas entre otros con Alice Cooper, que no llegó a estrenarse aunque muchas partes pueden encontrarse en YouTube.

ROCK AND ROLL ANIMALS. RIP DICK WAGNER.

SISTER RAY subasta en Ebay parte del equipo de Lou Reed. 18/6/14

La empresa del difunto Lou Reed subasta pedales de guitarra, teclados y otros artículos pertenecientes a Lou. Prometen ir incluyendo más cosas y, eso sí, aseguran que se guardan muchos más. ¿Quieres sonar como The Velvet Underground?

http://stores.ebay.com/Lou-Reed-Archive

Homenaje a Lou Reed en San Sebastían 10/05/14 .

Crónica de Ricardo Aldarondo.

BmYiy_RIUAATMvp_002Tras las imprescindibles gafas negras, Rafael Berrio lo dijo: «195 días. Los he contado. Desde el 27 de octubre. 195 días sin Lou Reed». Cinco grupos se reunieron en la sala Doka de San Sebastián el pasado sábado para rememorar esa ausencia, y rendir pleitesía a las canciones del neoyorkino. En la abarrotada sala Doka, Petti abrió la sesión de más de tres horas con las únicas referencias de la noche al Lou de la última época, en original traslación al euskera de  Dirty Boulevard y Romeo Had Juliette. Luego los rockeros Sonic Trash se decantaron por el repertorio de Velvet Underground con espléndidas recreaciones de Here She Comes Now, Venus in Furs o Heroin. Tensión y rigor con afiladas guitarras.

….SIGUE EN EL ENLACE….

195 días sin Lou Reed: el homenaje de Rafael Berrio, Capsula, We Are Standard, Sonic Trash y Petti

Fernando Saunders en Donostia- San Sebastián, club Victoria Eugenia 02/04/14

IMG_1259

El miércoles volvimos a disfrutar de Saunders, el hombre que todo lo puede, esta vez en Donosti. También era nuestra primera vez en el Club Victoria Eugenia, como hace unos días en el Baluarte de Pamplona. Algo imperdonable teniendo en cuenta que la sala situada bajo las butacas del precioso Victoria Eugenia, lleva en funcionamiento desde 2007.

Fernando llegó más o menos puntual. Según nos dijeron, pasó buena parte de la tarde probando sonido en la sala. Algo que se notó durante el recital, impecable en nitidez sonora. Notable que tocando pegado y rodeado de público, sin escenario elevado, sonase todo tan bien. Lástima que el guitarrista me quedaba al lado contrario, y no sé si por esta razón, me pareció más discreto que en Pamplona el día 30. Sin embargo la ubicación nos sirvió para disfrutar de las habilidades del teclista de la banda.

Alrededor de 80 personas abarrotaron la pequeña estancia. Y Fernando conectó mejor con el público aprovechando la cercanía. Circunstancia que nos dió la posibilidad de volver a saludarle tras terminar el concierto. Así como a Jonan Ordorika, que volvió a ejercer de técnico de sonido y nos dió algunos detalles sobre su proyecto de versiones de Lou Reed en euskera y que contaría con algunos ilustres nombres del universo LouReediano.

Y es que, si ha sido un gran placer volver a disfrutar de la música de Fernando -algo más sosita en su plasmación en su último cd, Hapiness, que en los bastante más potentes directos-, suponer que Mike Rathke, la guitarra derecha de Lou,  pudiese aparecerse entre nosotros en un futuro cercano, es una buena noticia para cualquier fan de Reed en Euskal herria.

De momento nos despedimos de Saunders, no sin antes agradecerle de corazón su injerencia en 2005 ante dios nuestro señor -hablo de Lou, claro-, dándonos la oportunidad de charlar unos minutos con él.

Religiosos de Reed, Fernando interpretando Jesus al comienzo del concierto. Thanks man!

Fernando Saunders en Pamplona, Baluarte 30/3/2004

Había transcurrido buena parte del concierto ayer en el Baluarte Pamplonica, cuando Fernando Saunders arrancó Revien Cherie. Una canción del gusto de Lou Reed que, en generoso gesto, permitía cantar a Fernando en su gira The Raven (2003), mientras él lo acompañaba discretamente a la guitarra, cediendo todo el protagonismo a su veterano bajista.

Gesto poco habitual en Reed, que pocas veces interpretaba canciones que no fuesen suyas en sus conciertos. Quedó así registrada en el directo de esa gira de El cuervo, Animal Serenade.

El caso es que un problema técnico con la -preciosa- guitarra de Fernando ayer, nos trajo el momento más bonito de la noche. Saunders, nervioso por el inconveniente, se decidió a interpretarla acompañado únicamente por el teclista del grupo que le acompaña.

Presenta cada una de sus canciones con unas palabras sobre Lou y diferentes anécdotas relacionadas con el tema a interpretar. Había sonado ya Jesus al abrir el concierto y sonaría al final Satellite of love. Son las dos únicas canciones de Reed que incluye el setlist. Y no eran necesarias más. Porque Saunders impregnó ayer sus propias canciones de un espíritu muy Lou, con finales más intensos y con un guitarrista de Budapest que fue el mejor de sus acompañantes.

Batería, teclista y guitarra que, reconoció Fernando, eran su acompañamiento temporal y variable y de los que casi no recordaba ni sus nombres. Por eso, y a pesar de la mucha profesionalidad de los músicos, algunos errores tuvieron y notamos cierta improvisación, por otro lado nada desdeñable ya que fue la que nos trajo ese momento especial ayer.

Presentó Revien Cherie, contando lo mucho que le extrañó que Lou apreciase tanto una canción tan delicada y sensible. El hombre que describía la sordidez de las calles pero a su vez hablaba de la belleza y el amor, contaba Saunders, gustaba de escuchar este tema durante sus giras.

Los nervios ante un salvaje acople que pareció fundir su guitarra, hicieron disculparse a Fernando en númerosas ocasiones y, como decía, decidirse a interpretarla solo junto a su teclista. Y entonces la emoción inundó al bueno del bajista y a duras penas terminó la canción envuelto en lágrimas por su viejo amigo y mentor.

Le costó recuperarse un par de minutos para arrancar con la siguiente canción, animado por el público Navarro que ayer se mostró generoso y acojedor con el musico. Y los amplificadores volvieron a poner una sonrisa en nuestro rostro. Y en el suyo.

El resto del repertorio incluyen canciones de los dos últimos discos de Saunders, I Will break your fall (2005) y Hapiness (2012), todas ellas con el espíritu alentador,conciliador y positivo, propios de Fernando que demuestra una vez más su virtuosismo al bajo y los registros vocales de los que hace gala, gracias a esa preciosa voz que tiene.

A Saunders, tipo tímido y nervioso, le cuesta todavía llevar la voz cantante en el concierto. Lógico para quien ha permanecido como escudero de diferentes artistas durante tanto tiempo sin la absoluta responsabilidad en el show. Pero ha aprendido bien las lecciones del maestro al que tanto tiempo ha permanecido fiel y cada vez se le fue viendo mas cómodo.

Jonan Ordorika, buen amigo de Fernando y su principal valedor entre nosotros, se encargó de la mesa de sonido y recibió una emocionada mención por parte del artista. Cierto es que los que presenciabamos un concierto por primera vez en el Baluarte Pamplonica, nos sentimos un tanto decepcionados al entrar en el espacio reservado para el concierto, una sala- pasillo de muros de piedra y acústica de misa dominical, que no ayudó mucho a Jonan ni a los músicos.

Aún así, encomiable el esfuerzo de los responsables del Baluarte, al traer a una ciudad como Pamplona a gente como Fernando Saunders, sabiendo que no podrán llenar ni el más pequeño de sus auditorios. Pero no se debió sacrificar el sonido por no ver un auditorio más o menos vacio o poder acceder a la barra del bar. Yo habría sacrificado las cervezas….

Satellite of love

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s